¿Cada cuánto lavar las brochas del maquillaje?

La mayoría de veces olvidamos que nuestra piel merece más cuidado del que le damos a diario, no sólo se trata de desmaquillarnos en las noches o usar un jabón diferente en el rostro, usar productos de calidad también es fundamental sobre todo a largo plazo y con ello realizar un buen mantenimiento de las herramientas que utilizamos para realizar la aplicación de las mismos.

Uno de los productos más utilizados para la aplicación de los cosméticos son las brochas, las cuales existen en mil formas, tamaños, colores y con funcionalidades completamente diferentes para cada uno de los productos. Las brochas de maquillaje son algo que utilizamos prácticamente todos los días, están en contacto con nuestra piel, granitos, heridas y cualquier imperfección que podamos tener, de aquí la gran importancia de tener una asepsia adecuada con ellas.

 

La importancia de limpiar nuestras brochas de maquillaje

Al igual que con los productos de maquillaje que usamos en nuestra rutina diaria, lavar nuestras brochas adecuadamente de acuerdo a su uso debe ser una rutina frecuente para que tanto en el maquillaje como en nuestra piel todo este sano y luzca bien. Además de ello, realizando una limpieza apropiada lograremos prolongar la vida útil de nuestras herramientas de maquillaje, sea con las brochas o los demás implementos.

Existen brochas en fibras sintéticas y en fibras naturales, sea cual sea su material, con un mango de madera o plástico, van a requerir una limpieza adecuada y frecuente. Y aunque las fibras pueden durar mucho tiempo, las cerdas tienden a debilitarse con el pasar del tiempo y caerse.

Con respecto a la limpieza, es necesario que esta se realice en un máximo de cada 15 días aproximadamente, dependiendo del uso de las mismas, ya que, el producto puede compactarse o secarse en las cerdas, de modo que pierden flexibilidad o admiten menos producto en una próxima aplicación, reduciendo su eficacia.  Ya es suficiente que nuestra piel reciba los efectos de la contaminación a diario, los componentes químicos de los productos del maquillaje para que no merezca tener unas brochas excelentes como un pintor a sus pinceles, sin ellos no se pueden crear maravillosas obras de arte.

Además de ello las consecuencias de una mala rutina de limpieza pueden empezar a notarse enseguida en nuestra propia piel, podemos causar infecciones, irritaciones, acumular bacterias, extender la acumulación de grasa por todo el rostro e inclusive crear manchas en la piel. Debes tener muy presente también que compartir tu maquillaje e implementos, también son una grave consecuencia para el cuidado de la piel y son un factor que posibilita la trasmisión de enfermedades cutáneas.

 

¿Cómo lavar las brochas del maquillaje?

Existen productos y superficies con diferentes componentes y texturas, que nos ayudan a limpiar cada cerda de nuestras brochas y así, eliminar la mayor cantidad de residuos de los productos cosméticos, sin embargo, no tenerlos no puede convertirse en una excusa para asearlas, pues es tan sencillo como usar agua y jabón. Así como lo ves, puedes usar espuma de jabón para la piel o shampoo, agregar agua y lavarlas. No obstante, un error que tienes que evitar es lavar la brocha boca arriba, es decir, que caiga agua directamente en el interior de ésta. Si pasa esto, es más difícil que se seque y puede que acabe saliendo moho y contaminando más tu rostro.

Acá te dejamos las instrucciones para hacerlo de la forma correcta:

  • Humedece la brocha, en horizontal o bocabajo.
  • Pásala varias veces por la pastilla de jabón o con unas cuantas gotas de shampoo sobre la palma de tu mano. Intenta crear espuma de forma suave para no dañar las cerdas y trata de hacerlo hasta que la espuma salga limpia con abundante agua.
  • Revisa muy bien que no queden restos de maquillaje y si es necesario enjuaga dos veces.
  • Aclara la brocha eliminando los restos de jabón y sécala a toquecitos sobre una toalla o papel higiénico.
  • Déjala secar en horizontal durante un par de horas o tres. ¡Y listo! Brochas como nuevas.

 

Como ves es muy sencillo realizar este proceso y lo más importante, es que le estamos regalando más amor a nuestra piel. Si no cuentas con el tiempo suficiente para realizarlo, también puedes encontrar shampoo para brochas en el mercado con un efecto seco que permite que puedas usar tus brochas al instante.

Abrir chat